Mi lista de blogs

lunes, 19 de septiembre de 2011

HACE 50 AÑOS...CHICHO SE PUSO A CANTAR


CHICHO SÁNCHEZ FERLOSIO
Se cumplen por estas fechas cincuenta años de la publicación en el Boletín Oficial del Estado de un decreto que supuso la resurrección de la lucha estudiantil contra el régimen de Franco, lucha que se había ido apagando desde los famosos sucesos del año 1956 (de los que hablaremos en otra ocasión). Por otra parte, y es la que nos interesa, este hecho supuso la toma de conciencia de un estudiante de aquella época, que hizo que cogiera su guitarra y comenzara a componer sus canciones comprometidas con la lucha estudiantil contra el régimen de Franco, y más tarde, con la lucha política en general. Las canciones que compuso en los siguientes años este cantante, tuvieron una gran trascendencia en esa época de oposición al régimen franquista. Nos estamos refiriendo a Chicho Sánchez Ferlosio, pues la publicación de este decreto y sus consecuencias, dio lugar a la primera canción documentada que escribió Chicho, estudiante de Derecho en la Universidad Central de Madrid por aquellas fechas.

El decreto en cuestión es el DECRETO 1.727 / 1961 de 18 de septiembre sobre Organización del Sindicato Español Universitario (S.E.U.), publicado por el Mando Nacional del Movimiento en el Boletín Oficial del Estado el día 22 de septiembre de ese año. Tenemos que recordar que el Sindicato Español Universitario era el sindicato oficial y único de los universitarios españoles y pertenecía a la Jefatura Nacional del Movimiento, y por tanto, a la falange.


¿Y que suponía la publicación de ese decreto con respecto a la situación anterior? Es fácil adivinarlo. A raíz de los acontecimientos de 1956, hubo una modificación en la estructura del S.E.U. para hacerla más acorde con los tiempos (el Decreto de 18 de octubre del 1958). Esa reestructuración como se ve, solo duró tres años, pues esa apertura sirvió para que los decanos de las facultades no pudieran prohibir reuniones ni actos culturales contrarios al espíritu del movimiento, y viendo el gobierno que se les iba de las manos ese control estudiantil, se dio marcha atrás.
En el mismo preámbulo del Decreto de 19061 se nos dice con un extraordinario cinismo que: “El sistema ofrecido tuvo la virtud de ofrecer a los estudiantes una mayor participación”; “El satisfactorio desarrollo de la participación estudiantil permite establecer nuevas normas que vigoricen la ya decisiva significación de la línea sindical representativa” o “Es de esperar que estas innovaciones al servicio del creciente interés estudiantil por las actividades sindicales redunden en el mejor servicio a nuestra patria”.

UNIVERSIDAD CENTRAL DE MADRID
Vamos a analizar las modificaciones más importantes que introduce este Decreto:
Obligatoriedad de la sindicación” (Art. 3º); Deber de “desarrollar una labor constructiva en la integración de la juventud bajo los principios del Movimiento Nacional” (Art. 5º c); Deber de “lealtad a la unidad de criterio que preside las decisiones del sindicato” (Art. 5º e) o sea, el pensamiento único; Que el “Director o Decano de la facultad podrá negar el placet a cualquiera de los candidatos que a su juicio no mereciera ostentar el cargo de representante de todos los estudiantes del centro” (Art. 9º) o dicho de otra manera, el veto a ciertos candidatos no deseables; Que el Director o Decano “deberá deponer en su cargo a cualquiera de los representantes sindicales que incurran en alguna de las siguientes faltas: a) Extralimitación en la competencia que les se les atribuya en las reglas del sindicato” (Art. 13º); “El Consejo de Centro lo presidirá el Decano. Tendrá que estar autorizado por él la fecha, hora y lugar donde se vaya a celebrar, y se le enviará una copia del Orden del Día para que la autorice, con los Ruegos y Preguntas por escrito con antelación, y sin que puedan éstos llegar a acuerdos” (Art. 14º); “Las Actas de las asambleas llevarán el visto bueno autorizado por el decano” (Art. 10º); “Las reuniones entre facultades solo podrán ser organizadas por la jefatura nacional del S.E.U.” (Art. 11º); “Las cuentas estarán controladas por el jefe del distrito universitario” (Art. 19); “Entrega al Decano de las actas de las reuniones en un plazo de cinco días para su aprobación, con nombres de los asistentes y su voto positivo o negativo. Si se ponen carteles para anunciar la reunión, tienen que tener el visto bueno del decano.” (Art. 21).

A raíz de este Decreto y de los cambios producidos,  en la Facultad de Filosofía y Letras de la universidad central de Madrid (luego llamada Universidad Complutense), que era la facultad más luchadora y politizada de todas, empezaron a producirse prohibiciones de actos culturales y de asambleas de estudiantes por parte de su decano José Camón Aznar  (Zaragoza, 1898-Madrid, 1979). Esto dio lugar a concentraciones y escritos de protesta por parte de los estudiantes. Entre esos estudiantes se encontraba Chicho y también Jesús Munarriz, que también cantaba canciones comprometidas con el momento que se estaba viviendo en el país, y que luego sería conocido como poeta y editor.
 
José Antonio Sánchez Ferlosio (1940-2003), que había comenzado sus estudios universitarios de Derecho en la Universidad de Salamanca en el curso 1958/1959, se trasladó el curso siguiente a la Universidad de Madrid. Pero en los cursos sucesivos cambió varias veces de carrera y en curso 1961/1962 estaba matriculado en Filosofía y Letras (aunque tampoco terminó esa carrera, pues en ese mismo año de 1962 dejó de solicitar prórroga de estudios y estuvo realizando el servicio militar en el Sahara.   
 
El mismo Chicho, en una entrevista publicada por los años 70, comentaba: “Todo empezó cuando impusieron un decreto de reorganización del S.E.U. Unos amigos y yo hicimos unas letras para músicos conocidos y se nos ocurrió ir con guitarras a la facultad de filosofía. Hicimos entonces letras adaptadas a la situación y letras a canciones como la del 5º Regimiento o músicas  a poemas de Lorca, etc. Desde el año 1956 no se había reunido tanta gente”. Esta es la letra de la que está considerada la primera canción documentada de Chicho Sánchez Ferlosio, que data de septiembre u octubre de 1961: 

Son distintos por completo
el decreto y el decano:
el decreto acaba en reto
Y el decano acaba en ano.

Un decano enajenado
por la superestructura
cerró las puertas al arte
el progreso y la cultura.

Te lo están avisando, José Camón:
se te está complicando la situación.
Y con razón.

Escucha bien mis augurios;
oye mi premonición.
No olvides mis advertencias:
cuídate, José Camón.

Ándate con pies de plomo
amigo Camón Aznar
que el día menos pensado
te van a descamonar.

Te lo están avisando, José Camón
se te está complicando la situación.
Y con razón

Un aviso a los cantores:
déjenlo para otro día,
que parece que allí vienen
coches de la policía.



BIBLIOGRAFÍA
Ruiz Carnicer, Miguel Ángel: El sindicato Español Universitario (SEU) 1939-1965. La socialización política de la juventud universitaria en el franquismo. Madrid: Siglo XXI de España, 1996.
VV.AA.: De Chicho. Canciones, poemas y otros textos. Madrid: Hiperión, 2008.

No hay comentarios:

Publicar un comentario