Mi lista de blogs

sábado, 9 de junio de 2018

50 AÑOS DE MAYO DE 1968



Se cumplen por estas fechas 50 años de las revueltas estudiantiles de 1968 en París. Hoy vamos a recordar lo que estaba ocurriendo en Madrid por estas mismas fechas, a través de un poema hecho canción, de Agustín García Calvo (Zamora, 1926 - 2012), para que no olvidemos que aquí se luchaba por un cambio político; contra una dictadura en la que había una carencia de libertades, que acarreaba incluso el ir a la cárcel por pedir libertad.








LA CONFERENCIA BOICOTEADA. -


El 20 de enero fue clausurada la Facultad de Filosofía y Letras de Madrid (hasta los exámenes de febrero), y se disolvió la asamblea permanente que mantenían los estudiantes para reivindicar las libertades públicas en la universidad (libertad de cátedra, libertad sindical, libertad de reunión, etc.). Cuando la policía fue a sacarlos del recinto, arrojaron sillas y mesas por las ventanas.




El día 9 de marzo de 1968 Jean Jacob Servan-Schreiber, director de la revista semanal francesa “L'Express”, daba una conferencia en el aula magna de la Facultad de Derecho de Madrid. Francisco Gil de Jaén, Emilio Pérez Fernández, Fernando Aldecoa Regueral y Ángel Ayala Egea, encabezando un grupo de estudiantes, penetraron en el aula con el objeto de boicotear la conferencia, dando gritos e incitando a los estudiantes a expulsar del centro al conferenciante. También lanzaron un petardo, logrando promover un tumulto y el acto fue suspendido. 






EL MANIFIESTO. -

El 18 de marzo, José Antonio Izquierdo Galinsoga redactó un manifiesto titulado “Estudiantes revolucionarios”, que fue difundido por este grupo, que se denominaban “Grupo Ácrata”.  José Antonio Izquierdo Galinsoga fue también el autor de un documento titulado “Revolución y universidad”, en el que se exponían las ideas y propósitos de est6e grupo.


LAS DETENCIONES DE ABRIL. -

Entre los días 24 y 25 de abril de 1968, fueron detenidos siete estudiantes de la Universidad de Madrid, entre los que se encontraban el delegado y subdelegado de la Facultad de Filosofía y Letras. Se trataba de: José María Núñez Rivero, Fernando Sánchez Pintado, Vicente Lantero, Pedro Giral Pascualena, y el subdelegado, todos pertenecientes a Filosofía y Letras; y Fernando Aldecoa Regueral y José Luis Vegas, estudiantes de ciencias Económicas. La detención del delegado de Filosofía, Pedro Giral Pascualena se produjo a las siete y media de la mañana en su propio domicilio.


LA FRUSTADA CONFERENCIA. -

El 16 de mayo 1968, en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Complutense de Madrid, estaba previsto celebrar una conferencia a cargo de Agustín García Calvo (que había sido expulsado dos años antes de su cátedra). La conferencia fue suspendida por orden gobernativa, y los estudiantes que querían asistir a dicho acto se reunieron en asamblea y decidieron, en protesta por dicha suspensión, una marcha hacia el rectorado (que estaba en el centro de Madrid), para entregar un escrito al Rector manifestando su malestar por dicha suspensión. Durante la marcha, se produjeron diversos incidentes con la policía, y esto hizo que a finales de mayo y durante el mes de junio, la policía practicara una serie de detenciones, que se prolongaron varios meses.


Dos días después de estos acontecimientos (el 18 de mayo), el cantante catalán Raimon, ofreció un recital en la facultad de Ciencias Políticas y Económicas de la misma universidad, donde se oyeron gritos contra la represión policialy se arrojaron octavillas pidiendo la libertad de los presos.





EL QUE QUIERA ROMPER LA PRISIÓN,
QUE ENCUENTRE LA LUZ. -

Estos acontecimientos dieron lugar a que Agustín García Calvo compusiera ese mismo verano, un poema al que tituló “Balada estival de las cárceles madrileñas de 1968” donde mencionaba a todos los encarcelados.

El poema apareció publicado en las páginas 132-136 de la primera edición de su libro de poemas “Canciones y soliloquios” (Madrid: La gaya ciencia, 1976), ocho años después de los acontecimientos.

Se ha reeditado el Zamora: Ed. Lucina, 1993 (3ª Ed.). Es la canción 68.






BALADA ESTIVAL DE LAS CARCELES MADRILEÑAS, 1968

En la trena lo tienen aún
a Jaime, la prenda
de la buena compañía;
en chirona está Paco Gil,
que así se sonreía;
y Miguel en Carabanchel,
y en las Ventas las tres Marías;
para Izquierdo, Aldecoa y Giral
y Emilio y David
son números los días;
y también a la sombra está
Josefa García.


Los jueces, como es natural,
EN LA CARCEL

se van a la Toja,
o si no, a Fuenterrabía;
su permiso irá a disfrutar
el blanco policía:
la Justicia descansa al sol;
pero no muere todavía:
generales, ministros y Dios
tostándose están
las panzas respectivas.
Y también a la sombra está

Josefa García.

 La señora que va de bazar,
 jarrones, visillos,
 sábanas, mantelerías;
 la empleada el sábado, al fin,
 el tren de cercanías:
cada cual, en su condición,
todo el mundo a vivir su vida;
y en el apartamento dos mil,
con hielo y con gin,
el disco se vacía.
Y también a la sombra está 
Josefa García.



No están ni por fu ni por fa,
ni culpa ni causa,
ni pasión ni ideología,
sino porque guerra la paz,
porque la noche día:
por la misma razón que aún
cruje el arco y gime la lira:
aquel hombre que vive a jornal
y aquélla que ya
más flores no le envían.
Y por eso a la sombra está
Josefa García.


Porque llaman amor a la ley
GARCÍA CALVO CON ISABEL ESCUDERO

y ley a la fuerza
y verdad a la mentira;
y por eso el sol sabe a hiel
y el pan a cobardía,
y los libros a muerto y
a sin sal la sabiduría,
y los besos de hombre y mujer
a cal, y el amor
a reja y celosía,
desde que ella a la sombra está,
Josefa García.


En el patio central del penal
hay una morera
que florece a mediodía
de palabra al vuelo que va
por esas galerías:
“Libertad no sabéis lo que es,
pero sí penitenciaría.
el que quiera romper la prisión,
que encuentre la luz
negando cielo arriba
que en el cielo Dios y a la sombra esté
Josefa García".

El primero que le puso música y la grabó fue Chicho Sánchez Ferlosio, que conoció a Agustín García Calvo a través de su hermano Miguel. La garbó en su LP “A contratiempo” de 1978, con el título “Balada de las prisiones de verano, 1968” (corte B2).









También Amancio Prada le puso música y la grabó en 1978, en su LP “Canciones y soliloquios”, disco dedicado íntegramente a poema musicados de ese libro de Agustín García Calvo. La tituló “En la trena (Balada estival de las cárceles madrileñas, 1968)” (corte A5).









Aquí podemos escucharla, intercalándose las dos versiones, en una grabación realizada en sus recitales en el Teatro Español de Madrid del 20 de noviembre de 1982.

BALADA DE LAS PRISIONES




Y aquí podemos escuchar una adaptación “chill out” de la versión de Chicho Sánchez Ferlosio, que ha grabado su sobrino, el periodista Max Pradera (Máximo Pradera Sánchez: Madrid, 1958), hijo de su hermana Gabriela Sánchez Ferlosio.


BIBLIOGRAFÍA:

GARCÍA CALVO, Agustín: Canciones y soliloquios. Madrid: La gaya ciencia, 1976; Zamora: Ed. Lucina, 1993 (3ª Ed.).
SÁNCHEZ PINTADO, Fernando: “Agustín 1968”. En: Lázaro, José (Editor): Unos y otras. Encuentros con ¿Agustín García Calvo? Madrid: Triacastela, 2013, p. 87-88.
AMORÓS, Miguel: 1968 El año sublime de la acracia, Bilbao: Muturreko burutazioak, 2014.

DISCOGRAFÍA:

CHICHO SÁNCHEZ FERLOSIO: A contratiempo, LP (Dial-Nevada ND 5016, 1978); CD (Dial-Diapasón 95.070, 2007).
AMANCIO PRADA: Canciones y soliloquios, LP (Movieplay 17-3565/4, 1983); LP (Fonomusic 89.2020/3, 1984); MC (Fonomusic 97.2020/4, 1984).